Una nueva faceta de los medios ciudadanos: En un hospital psiquiátrico en Buenos Aires se forman a nuevos periodistas ciudadanos

Escrito por Alyssa A. Feldmann, summer associate para Ashoka Changemakers

El periodismo ciudadano se ha desarrollado en algunas partes de Argentina, documentando historias que no llegarían a las páginas de los medios masivos de comunicación como Clarín y La Nación.  Sin embargo, estos pioneros del periodismo ciudadano generalmente no llegan a ser celebrados por el público y muchas veces sus publicaciones permanecen desconocidas.

La realidad sigue siendo que la mayoría de los argentinos dependen de los medios masivos  de comunicación para informarse. La Ley de Medios que se aprobó en 2009 divide en partes iguales el número de licencias de los medios disponibles entre las asociaciones de medios sin fines de lucro, entidades con fines de lucro y al Estado Nacional.  Pero, los monopolios acaparan la atención del público, dejando poco espacio para quienes usan sus voces para sacar a la luz información no tan popular. En la Ciudad del Buenos Aires, las huelgas y demostraciones pacíficas son la forma común para expresarse al público.  Pero hay una organización trabajando- con éxito- para conectar los medios de comunicación ciudadanos con las masas.

La Colifata, creado por emprendedor social de Ashoka y psicólogo, Alfredo Olivera, es un programa radial que se trasmite en vivo desde un hospital psiquiátrico, “El  Borda”, en Buenos Aires. Los pacientes se trasforman en periodistas ciudadanos que no reportan las noticias actuales, pero, que a través de sus historias se han creado un rol como representantes de ciudadanos marginales. 

El programa de radio ha demostrado que provee una forma de rehabilitación terapéutica para sus participantes.  Antes de su lanzamiento, muchos de los pacientes se sentían aislados del mundo exterior; cuando ellos salían del hospital muchos no sabían cómo reintegrarse y participar en la sociedad. Actualmente, La Colifata permite que los pacientes interactúen con la sociedad antes de salir de la institución, además de ayudarles a luchar contra estigmas sociales en torno a las enfermedades mentales. ¡Y lo mejor es que La Colifata es muy popular! Doce millones de oyentes sintonizan cada sábado la radio para escuchar a los pacientes que se comunican a través del monólogo, la poesía o la música.

Ciudadanía y medios de comunicación es un término multifacético. En La Colifata, los pacientes psiquiátricos expresan sus pensamientos, mientras que periodistas comunitarios informan sobre asuntos locales. El tema común es la comunicación afectiva. Mientras se escucha el programa, el oyente se relaciona con los pacientes y comprende sus ideas y preocupaciones.

En todo el  mundo la gente está creando maneras innovadoras, catalíticas, y provocadoras para cambiar la forma en que se genera y se disemina la información La Colifata sirve como un buen ejemplo. Los periodistas ciudadanos de La Colifata invitan a todos aquellos que viven en países donde los medios masivos monopolizan los espacios comunicativos a que trabajen para que sus voces sean escuchadas. A fin de cuentas, ¿A quién le importa si los demás piensan que eres un “loco”?

Ashoka Changemakers, con el apoyo de Google, está buscando iniciativas innovadoras que promuevan los medios ciudadanos. ¿Tienes una idea? ¡Entra  en el desafío Ciudadanía y Medios de Comunicación antes del 14 de septiembre!

Comentarios

Juana Jurado Castellanos profile img
Mar, 04/10/2011 - 15:03

Es una buena práctica que se puede implementar también en las cárceles, donde existen potenciales profesionales. Una muy buena iniciativa ha sido la del Estado de Querétaro con su proyecto humanista en el CERESO de Querétaro donde los reos se convierten en actores de teatro.

Juana Jurado Castellanos profile img
Mar, 04/10/2011 - 15:01

Es una buena práctica que se puede implementar también en las cárceles, donde existen potenciales profesionales. Una muy buena iniciativa ha sido la del Estado de Querétaro www.eluniversal.com.mx/estados/59247.html

Juana Jurado Castellanos profile img
Mar, 04/10/2011 - 15:00

Es una buena práctica que se puede implementar también en las cárceles, donde existen potenciales profesionales. Una muy buena iniciativa ha sido la del Estado de Querétaro http://www.eluniversal.com.mx/estados/59247.html

Juana Jurado Castellanos profile img
Mar, 04/10/2011 - 14:58

Es una buena práctica que se puede implementar también en las cárceles, donde existen potenciales profesionales. Una muy buena iniciativa ha sido la del Estado de Querétaro http://www.eluniversal.com.mx/estados/59247.html