Comunicación estratégica: eje fundamental para el cambio social

Comunicación estratégica: eje fundamental para el cambio social

FICE (Fortalecimiento de los cimientos de comunicación para los derechos humanos) estrategia construye la base para comunicar de forma eficiente el mensaje de los defensores de Derechos Humanos. Ayuda a alzar las voces de los que no han sido escuchados incrementando el acceso a la justicia, a la participación política y a generar impacto.

La metodología de FICE es intercultural y constructivista, es decir,  las organizaciones toman totalmente como suyo el mensaje que comunican, se empoderan y aprenden a expresarlo con confianza y seguridad, logrando así en un segundo momento, comenzar a generar las propias estrategias de comunicación, aquellas alineadas a sus objetivos y a sus audiencias. Finalmente una tercera etapa tiene que ver con un proceso formativo para elaborar material educativo y de difusión y para cerrar la propuesta metodológica entender la comunicación para la sostenibilidad. Muchas organizaciones que trabajan con las bases tienen grandes retos para ser sostenibles y mantenerse haciendo su trabajo de la mejor manera. En un proceso de dos años y medio, este proyecto busca empoderar a líderes bajo la lógica de capacitadores para capacitadores para seguir replicando el aprendizaje. FICE no busca estar eternamente con las organizaciones, sino lograr que estas crezcan y hagan crecer a otras.

Con casi veinte años de experiencia de trabajo en la amazonía del Perú, Minga hace comunicación por la gente y para la gente. Todo inició trabajando en la zona de Loreto, con el compromiso de defender los derechos humanos y promover la justicia social en una de las zonas más diversas pero también más pobres del país. Minga empieza trabajando por y con las mujeres y la mejor forma de llegar a ellas era a través de la radio.

Así empezó todo. “Bienvenida salud” fue el programa que logró escuchar a la población sobre cuáles eran sus problemas, a qué se enfrentaban, cuáles eran los retos que tenían como comunidad, como pueblo. El programa de radio sigue siendo, la mayoría de las veces, la única forma en que la gente de esta región está informada y conoce lo que sucede en otras partes del Perú; cada programa se construye con un lenguaje sencillo, directo gracias las cartas que la gente comparte. Hoy, después de 18 años, hay más de 120 mil oyentes que continúan abriéndose paso a través de la palabra radial.

Este fue el primer ejercicio de un trabajo verdaderamente intercultural y colaborativo. El programa de radio exigió ir elaborando una estrategia de comunicación que verdaderamente hiciera un cambio. Así se fue construyendo también liderazgo de las mujeres oyentes y se comenzó a trabajar en un tercer esfuerzo que eran los proyectos productivos de generación de ingresos y manejo de recursos naturales. Las mujeres estaban empoderandose y generando transformación. [...] “ellas son agentes de cambio en sus comunidades, donde antes las mujeres no podían ni siquiera participar en una asamblea comunitaria, ahora son alcaldesas...”, dice Eliana Elías, directora del programa FICE.

A partir de esta experiencia es como se puso en evidencia que más allá de apoyar en las técnicas comunicativas a algunas organizaciones era necesario tener estrategias interculturales de comunicación para el cambio social, fortalecer a las organizaciones y empoderarlas para que logren hacer llegar su mensaje a todos. Fue cuando la Fundación Interamericana (IAF),  decidió apoyar esta iniciativa que FICE se consolida y avanza en esfuerzos más directos. Al día de hoy trabajan en República Dominicana, en Perú y en Dominica gracias también a otras organizaciones y fundaciones que buscan fortalecer a sus socios en comunicación, como EMpower y The Resource Foundation.

FICE trabaja con cooperativas productivas de mujeres, defensa de la explotación sexual de niños y jóvenes, organizaciones por la defensa de los derechos de los pueblos indígenas en la amazonía y un sin fin más de organizaciones. Todas ellas aprenden unas de otras y enriquecen el modelo FICE, lo mejoran para impactar a más gente. Son estas organizaciones las que las inspiran a trabajar por una comunicación mucho más estratégica y efectiva. Saber comunicar cómo vender un producto puede cambiarle la vida a alguien y darle a la gente ese poder de transformación social.

Para todos los que conforman Minga y FICE, los derechos humanos lograrán ser plenos en la medida en la que se comuniquen bien pensados, con estrategia, con eficacia. Eliana cree que FICE proporciona: “una comunicación bien planeada, profesional, puesta al servicio de las causas sociales. Nosotros estamos creando consciencia de que este aspecto es fundamental para el cambio social. Y lo vemos todos los días con el trabajo con las organizaciones”.

Aún hay un camino largo en el sector social para entender que la comunicación debería ser estratégica en el cambio que quiere lograr cada organización. Hace falta más consciencia en la comunidad internacional de invertir en la comunicación. Falta inspirar a otros, generar más comunidad y hacer crecer este movimiento que llegue a ser un centro de comunicación social para el cambio. Aún hay camino que recorrer, pero de alguna manera, FICE sabe que este esfuerzo tiene mucho más futuro que presente.