Cuando tener ingresos es tener libertad - Mujeres e Inclusión Financiera

Cuando tener ingresos es tener libertad - Mujeres e Inclusión Financiera

Escrito por: Lórena Lopez

Nota: Este artículo es parte del Especial sobre Inclusión Financiera, realizado en alianza entre NextBillion y Ashoka Changemakers dentro del marco del desafío G2012 Mexico: Soluciones Innovadoras para la Inclusión Financiera.

Para las mujeres contar con dinero propio es sinónimo de tomar las riendas de su vida. Tres especialistas opinan sobre la mejor forma de lograr la inclusión financiera femenina.

Según un estudio del Banco Mundial, mientras el 55% de los hombres pertenece al sistema bancario, solo el 47% de las mujeres puede decir lo mismo. Y esta brecha se agranda en los países en vías de desarrollo, donde el porcentaje llega solo al 37%.

Estas cifras se tornan más preocupantes cuando se piensa en la relación entre inclusión financiera (ahorro, crédito, seguros) y el desarrollo de las mujeres porque, según Gloria Díaz, gerente de la Unidad de Micro Finanzas CrediMUJER del Movimiento Manuela Ramos de Perú, tiene que ver con que la mujer se reconozca con derechos, gane en autoestima, en autonomía económica y asuma el control de su vida.

Con esta mirada, el modelo de CrediMUJER consiste en crédito con educación desde una perspectiva de género, que impulsa el crecimiento e independencia económica de las mujeres para el logro de su autonomía y toma de decisiones. Al mismo tiempo promueve el ahorro y microseguros de vida para mujeres emprendedoras de negocios y de escasos recursos de zonas rurales y urbanas marginales.

“Sin dinero lo demás es ilusión y buenos deseos, las mujeres también necesitan cubrir primero sus necesidades materiales”, resume la economista. Al mismo tiempo aclara que es fundamental que los servicios financieros vayan acompañados de información clara para las usuarias y que las mujeres pierdan los miedos ante estas cosas, cuenten con capacitación adecuada para el uso de la nueva tecnología y que dispongan del tiempo necesario para este aprendizaje.

“Las mujeres de menores recursos casi no han tenido acceso a dinero ni a disponer de él con la libertad que sí ha tenido el hombre”, describe Gloria. “El dinero les es escaso y por lo general lo han tenido como aporte del hombre al hogar -lo que se explica por el sistema de género machista que impera en nuestras sociedades- por eso cuando ellas comienzan a generar sus propios ingresos y a disponer de dinero se produce un gran terremoto en sus vidas y en sus relaciones”.

En relación a esto Mary O’Keefe, fundadora dos microfinancieras lideres en México (CAME y FINCA) y de ProDesarrollo, la asociacion de microfinanzas y empresas de desarrollo, considera que las entidades financieras tienen que aprender de las experiencias pasadas y focalizarse en servicios que beneficien en forma concreta a las mujeres de pocos recursos. “En México hemos logrado líneas de créditos más eficientes pero no le hemos dado la importancia suficiente a crear instancias para que la gente reflexione y se pregunte en qué momentos necesita un crédito y en que circunstancias le conviene poner su energía en el ahorro”, explica.

Por su lado Karon Shaiva pertenece a la agencia de mercadeo Idobro, que ayuda a microemprendedoras de la India a crecer a través de servicios de marketing y capacitación, y afirma: “En nuestro país la inclusión financiera femenina existe solo en la teoría pero no en la realidad”. Al mismo tiempo Shaiva sostiene que los créditos son solo una parte de la cuestión y que por eso la política de trabajo de Idobro se concentra en lograr, primero, que los emprendimientos de las mujeres sean económicamente sustentables para que ingresen al sistema bancario y puedan pagar luego el crédito que solicitaron.

“Es fundamental cambiar la perspectiva y pensar en beneficiar de verdad al cliente en vez de solo ofrecer servicios financieros”, enfatiza O’Keefe. “Esto es clave para la inclusión financiera de la mujer, sobre todo las de bajos ingresos, que además de necesitar préstamos que se adapten a sus necesidades, necesitan productos pensados para lograr un ahorro”.

randomness