Súbete al autobús mágico: las chicas se animan a soñar en grande

MUMBAI, India - Pinky Gupta, una niña de 12 años, gambetea a las defensoras durante un partido de fútbol femenino en Mumbai, India, pateando la pelota hacia el arco de sus oponentes. Su cara roja irradia una alegría que surge de su poder, sobre todo porque esta autodeterminación se extiende más allá del campo de fútbol, que ayuda a romper con las limitaciones que le impuso el hecho de de ser una niña que crece en los barrios más pobres de Mumbai.

 

A través de Magic Bus, una organización de deportes para el desarrollo de Mumbai, Pinky podrá saboraear su propio poder y tener una visión de un futuro con libertad y esperanza. Sin este tipo de experiencia, Pinky probablemente llevaría una vida limitada como trabajadora: tal vez ir a buscar agua, cocinar y cuidar  de los hijos de otra familia.

 

Ahora, su mirada se centra en una profesión, dice. “Quiero que mis hermanos y hermanas puedan tener una educación. Yo también quiero trabajar en una oficina”.

 

Se esperaba que Pinky fuese útil desde una edad temprana, pelando papas y cortando cebollas para el padre, un proveedor de bhelpuri (una merienda popular de las calles de Mumbai). Cuando por primera vez se acercó Magic Bus, la mayoría de los padres en su comunidad que decían que la cocina era el lugar seguro para una chica. ¿Por qué habría de entrar en una cancha de fútbol?

 

Le permitieron  participar en Magic Bus, ya que eran sólo dos horas por semana durante la tarde, después terminar sus quehaceres. Pronto encontró que la experiencia del fútbol no se limitaba al campo de juego.

 

A través de Magic Bus, Pinky y sus padres están descubriendo que el deporte no tiene por qué ser un lujo que compite con el día a día de las actividades de supervivencia. Los niños que participan en Magic Bus están facultados para atreverse a soñar de manera espectacular para mejorar de sus vidas y lograr sus sueños.

 

“El deporte significa dar a estas niñas el espacio y la libertad de ser niños”, dijo Alka Shesha, socia fundadora y directora de operaciones de la Magic Bus.

 

Matthew Spacie fundó Magic Bus en 1999, mientras trabajaba para una compañía de viajes establecida en Mumbai. Convenció a los demás jugadores de rugby de la  gymkhana de Mumbai a que le ayudasen a entrenar a los niños de la calle que veía jugando fuera del club y llevarlos a campamentos al aire libre. “Mi idea original era permitir a los niños una salida para la diversión y el esparcimiento”, recuerda. “Pero la práctica de deportes ha impactado en su autoestima en forma dramática”.

 

Al ver el poder de la combinación del deporte con el desarrollo social, Spacie renunció a su trabajo en 2001 para lanzar Magic Bus. Ahora, el programa de Magic Bus  es cada vez más centrado y metódico con diferentes módulos diseñados para niños de edades entre los 7-9, 10-14 y 15-18.

 

Desde agosto, Magic Bus ha implementado un programa piloto para expandirse a toda la India y Asia, comenzando con tres estados de la India, donde, a través de una franquicia, se implementan sus programas por medio de una academia para “formación de formadores” que les permite a los jóvenes llevar adelante programas de deportes para el desarrollo autosostenible dentro de sus comunidades.

 

Al igual que  Pinky, Yasmeen Jeque dice que las sesiones de deportes en el Magic Bus iluminan su “oscura vida”. Fue duro para Yasmeen convencer a sus padres de que le permitiesen jugar. En el campo, las niñas usan camisetas y pantalones cortos y calcetines largos que cubren la mayor parte de sus piernas.

 

“Ellos querían que jugase sólo en Salwar kameez (ropa tradicional consistente en pijama suelto, como los pantalones recogidos en la cintura por un cordón o cinta y una túnica de manga larga), no en pantalones cortos y camiseta”, sonríe. Y ellos estaban muy preocupados de que ella “interactuara con los niños” en el campo.

 

Pero finalmente sus padres cedieron. Hoy en día, se complacen en ver la nueva confianza y entusiasmo por la vida de Yasmeen. Ella sueña con jugar al fútbol algún día a nivel competitivo, al igual que los chicos mayores del equipo.

 

Magic Bus envía a sus mentores de puerta en puerta para persuadir a los padres reacios para que permitan que sus niñas participen en el programa. Así, se organizan sesiones semanales para las niñas, comenzando por dos meses de comunicación, en donde se intenta que las niñas saquen a la luz sus opiniones y problemáticas, ya que tienden a ser extremadamente tímidas. Una amplia gama de problemas se abordan en estas sesiones, como lo son las tensiones entre las niñas pertenecientes a diferentes comunidades religiosas y étnicas o de la falta de espíritu de equipo.

 

En Magic Bus niños y niñas juegan juntos al fútbol porque es un juego menos común en la India, lo que lo hace imparcial, explicó Shesha. “Los niños nunca lo han jugado, por lo que no tienen ninguna ventaja sobre las chicas. Hacemos que ambos jueguen juntos como iguales”.

 

Los niños aprenden importantes lecciones de vida jugando juntos. Los niños deben aprender a escuchar cuando habla a una chica: un auténtico paso adelante en una comunidad donde es común ver maridos alcohólicos golpear a sus esposas.

 

Una de esas niñas, Reema (el nombre ha sido cambiado para proteger la identidad) de 12 años de edad, provenía de una familia tan pobre que a menudo iba  a un templo para obtener una cena. Cuando se unió a Magic Bus, ella “nunca abría la boca”, recuerda Raskar mentor de los jóvenes. “Poco a poco, hemos construido su confianza. A continuación, le dimos una mayor responsabilidad, la hicimos capitán del equipo. Ahora, ella está completamente cambiada”.

 

Reema hoy va a la escuela regularmente y se encuentra en un mejor estado de salud. Pero lo que es más importante, está libre de preocupaciones y ve un futuro esperanzador para ella. La forma en que estas comunidades tratan a las chicas está empezando a cambiar, así como está siendo más aceptada la importancia de la escolarización y la de no casarse tan joven.

 

“Estas niñas son conscientes ahora. Están empoderadas”, dijo Shesha. “Ellas se defienden y toman decisiones informadas en su vida”.

 

 

Changemakers Taxonomy: